28/2/13

La comunicación en la pareja


Los problemas comunicacionales son muy frecuentes entre los motivos de consulta de aquellos que concurren a terapia de pareja, ya que la incomunicación es una de las principales causas o síntoma del deterioro del vínculo.
En los momentos de crisis por lo general se da un distanciamiento entre ambas partes, las diferencias se acentúan  y  hay un menor contacto físico. Recuperar la comunicación en estos casos será uno de los principales objetivos del proceso terapéutico ya que mediante el dialogo es posible volver a construir puentes para comunicarnos.

Algunos elementos a tener en cuenta para poder mejorar la calidad comunicacional en la pareja son:

El contenido ( El tener en claro aquello que quiero decir): Antes de comunicar algo y más cuando lo debo hacer frente a una situación conflictiva con otro, es bueno detenerse un instante y poder reflexionar  y preguntarme qué es lo que quiero expresar.
Dejarnos llevar por la ira o las pasiones  que despierta el querer imponer mi punto de vista es cerrar el camino. Se debe ser ordenado con la temática planteando un tema por vez.

El Objetivo: Saber para que lo digo, que efecto estoy buscando en el otro. Si quiero llegar a un acuerdo no será coherente insultar u ofender. Es un error  muy común en muchas discusiones plantear cuestiones que solo quedan en el ámbito del reproche y obstaculizan el verdadero entendimiento. El definir de antemano que quiero lograr con lo que digo, permite que aquello que expreso tenga un resultado más efectivo.

La forma: De la misma manera que el lenguaje escrito un punto o una coma cambian el sentido de una oración lo mismo sucede con la forma  que utilizamos para expresarnos. La utilización de un lenguaje claro y en un tono de voz pausado y amigable genera en quien escucha una mejor predisposición para el entendimiento ya que al no sentirse agredido  no siente la necesidad de estar pensando una respuesta defensiva y escucha.

Elegir un contexto adecuado para comunicarse: La charla o el debate de ciertos temas pertenecen al ámbito de la intimidad de la pareja y en este mismo es que deben desarrollarse. El comunicarse en un ámbito inadecuado no solo perturba sino que también puede complicar aún más las cosas.

Por último cabe recordar que el comunicarse implica aceptar que los roles van cambiando, para poder expresarme debo aceptar que en algún momento deberé hacer silencio para dejar hablar al otro.


Lic. Facundo Alvarez 
Centro Psicologíco San Miguel

27/2/13

Depresión estacional (T.A.E)


Con la llegada del invierno muchas veces aparece la depresión estacional o T.A.E (trastorno de ánimo estacional)

En esta epoca del año no solo cambiamos nuestros hábitos alimenticios, disminuimos las actividades físicas sino que también las bajas temperaturas y la menor cantidad de horas de luz solar producen una disminución en los niveles de dos sustancias que intervienen en nuestro estado de ánimo.
Los bajos niveles de Melanina y Serotonina pueden provocar la aparición de síntomas propios de este trastorno.
-          Hipersonmia: Necesidad de dormir mas de 10 horas diarias
-          Aumento de peso por la necesidad de consumir carbohidratos
-          Replegamiento social
-          Falta de concentración
-          Letargia, desgano acompañado de un cambio en el rendimiento de las actividades cotidianas
Si bien es normal que en las estaciones de otoño e invierno haya una disminución de nuestras actividades en Argentina, hay un 5% de la población que sufre de este trastorno, siendo mas propensas las mujeres. También trae complicaciones a personas ya padecen enfermedades como la bipolaridad, adicciones o depresión mayor.
Algunos consejos para contrarrestar los efectos de la disminución de luz solar en nuestro sistema nerviosos son hacer regularmente actividades al aire libre durante el día exponiéndonos al sol, tener una dieta balanceada en cereales integrales y frutas, evitando carbohidratos simples y mantener una rutina ordenada con los horarios de sueño.

Lic. Facundo Alvarez
      Director
Centro Psicológico San Miguel 
Asesoramiento Nutricional Lic. Lorena Moretti.

26/2/13

Ansiedad - Fobias

La Ansiedad es una palabra que deriva del latín anxietas que significa angustia, aflicción. Podemos decir a grandes rasgos que está ha tenido una función muy importante en la supervivencia del ser humano, en tanto prepara al cuerpo y al psiquismo del sujeto para enfrentar situaciones potencialmente peligrosas como una agresión, la defensa o la huida.
Este tipo de respuesta emocional engloba también mecanismos físicos como tensión muscular, aumento del ritmo cardiaco, sudoración, etc. Mecanismos cognitivos que en niveles normales permiten agudizar nuestros sentidos.
Se produce una híperactivación del Sistema Nervioso Central,  esto quiere decir que hay una descarga mucho mayor de adrenalina poniendo todo nuestro sistema en alerta.
En situaciones de la vida cotidiana la ansiedad puede ser una señal saludable en tanto se establezca un circuito que comience y termine. Lo podría graficar de la siguiente manera.
SITUACIÓN - ALERTA – RESPUESTA ADAPTATIVA- BAJA DE TENSIÓN.
Por ejemplo camino por la calle, veo un robo, me alejo corrido del peligro, me siento mas seguro y me tranquilizo.
Ahora bien hoy en día la Ansiedad se ha convertido en una patología en ya que esta aparece en niveles patológicos, o sea que se activa en situaciones en las cuales no existe un verdadero peligro o su respuesta se da en un circuito en el cual se da un estado de alerta tan alto que no se produce una respuesta adaptativa sino por el contrario aparecen síntomas que pueden llegar a paralizar al sujeto en su vida cotidiana.
Actualmente las ultimas estadísticas indican que aproximadamente el 20 % de la población mundial padece algún tipo de trastorno de ansiedad.
Dentro de estos tipos de trastornos encontramos: Las fobias, los ataques de pánico, el trastorno obsesivo-compulsivo, el TAG (Trastorno de ansiedad generalizada), etc.
Sería engorroso y poco pedagógico describir detalladamente cada uno de ellos, por lo cual solo me limitare a hacer una descripción de los síntomas más comunes de la ansiedad.  

Síntomas motores: Hiperactividad, temblores, rigidez o debilidad muscular, inquietud, contracturas, parálisis de extremidades.

Síntomas neurovegetativos: Taquicardia, Taquiapnea (aumento de la frecuencia respiratoria que termina provocando hiperventilación, mareos. Midriasis, aumento de la pupila que puede provocar visión borrosa. También encontramos sensaciones de ahogo, sofocamiento, sudoración en frío.

Síntomas del lenguaje: Tartamudeo o Lenguaje ansioso.

Síntomas gastrointestinales: Diarrea, nauseas, vómitos, dolor abdominal.

Síntomas genitourinarios: Frigidez, eyaculación precoz, enuresis, micciones, impotencia sexual.

Síntomas subjetivos: Miedo, preocupación, inseguridad, sensación de muerte, pensamientos negativos, estados de confusión.

Muchos de estos síntomas se presentan de manera conjunta y convinada, con una recurrencia tal que impide al sujeto llevar una vida normal, restringiendolo progresivamente cada vez mas en sus tareas cotidianas

Tratamiento: En casos muy graves se debe realizar un tratamiento psicológico combinado con la administración de psicofármacos en un principio, para que los niveles de ansiedad se estabilicen y el sujeto pueda ir encontrando los medios para poder controlarla. Es importante recordar que la medicación debe ser administrada por un médico psiquiatra y no por otro profesional de otra especialidad, ya que no todos los trastornos de ansiedad requieren la misma medicación.
En casos leves o de mediana intensidad la psicoterapia y en especial aquellas que aplican herramientas cognitivas conductuales dan un buen resultado en el mediano y corto plazo.

25/2/13

Algunas reflexiones sobre LA AUTOESTIMA


Quisiera empezar este artículo definiendo un poco que es la autoestima.
Más allá de las múltiples definiciones podría decir que esta es básicamente la percepción emocional que tenemos las personas acerca de  nosotros mismos, lo que popularmente se llamamos “amor propio”
Pero si nos quedamos solo con esto de que la autoestima esta determinada por el grado de amor que nos tenemos estaremos incurriendo ya en el primer error.
El percibirse así mismo no solo implica poder reconocer mis virtudes y fortalezas sino también mis defectos y limitaciones. Es por ello que muchas veces se confunde al Narcisista, como alguien que posee una buena autoestima, cuando en realidad esta lejos de tenerla. Justamente las personas que se perciben como omnipotentes en general son aquellas que en lo más profundo de su personalidad se esconde la inseguridad.
La autoestima es algo que se va construyendo a lo largo de la vida, si bien será crucial los primeros años de nuestra vida es su constitución a medida que vamos creciendo tenemos la posibilidad de ir reforzándola, denigrarla o simplemente sostenerla.
Sus orígenes se remontan a nuestra primera infancia y dependerá su fortaleza de la imagen que nuestros padres nos devolvieron de nosotros mismos, a partir del afecto recibido,  de los limites que nos han puesto, el cuidado, y las palabras que han utilizado para con nosotros.
Cuando esto no es así y por el contrario el individuo creció en un ambiente hostil, agresivo, con situaciones de abandono aparece un profundo sentimiento de agresión que con el paso de los años, entre otras cosas, se vuelve en una cierta agresión hacia nosotros mismos. Se nos ha dado un mensaje “vos no vales” el cual es aprendido y asimilado.
Yo siempre digo que los niños son obedientes por naturaleza, por el lazo de amor y dependencia que se tiene durante los primeros años hacia los padres, pasa que muchas veces se les enseña cosas perjudiciales que posteriormente son difíciles de modificar.
Tratare de ser escueto ya que el tema da para mucho, pero quiero resaltar lo esencial.

¿Cuáles son las características de las personas con baja autoestima?

Poseen una excesiva autocrítica, que los conduce a un estado de insatisfacción constante consigo misma, no pueden valorar los logros parciales y progresivos, siempre es un todo o nada, “Todo me sale mal o Todo me tiene que salir bien”, no hay lugar al error.
 Esto mismo muchas veces lo proyectan al exterior, viendo por parte de los otros una critica que es sentida como un ataque retroalimentando aún mas el circuito de descalificación. “No solo yo creo que soy un desastre, si no que los demás me lo confirman”
Son sujetos inseguros, miedosos, introvertidos por mi miedo exagerado a equivocarse o ha ser rechazados por los demás.
Poseen sentimientos de culpa que los llevan a no poder decir que NO y muchas veces incluso a realizar cosas que los perjudican.

Algunas claves para reforzar la autoestima

Lejos de querer pasar una receta voy a exponerles algunas cuestiones para que las piensen, creo que cuando realmente la baja autoestima nos trae mucho sufrimiento en nuestra  vida lo mejor es pedir ayuda, entre las cuales esta la consulta con un psicólogo.
En principio creo que el mejor comienzo es empezar por ir aceptando como uno es, con esto quiero decir dar cuenta de mis debilidades y fortalezas.
Segundo paso fundamental es tratar de ser mas flexibles con nosotros mismos y sabernos perdonar los errores que cometemos.
Estar atento aquellas creencias que tenemos acerca de nosotros y que muchas veces aparecen en nuestro lenguaje cuando nos referimos a algo muestro. “soy un desastre, no sirvo, todo me sale mal, siempre pierdo, en todas las relaciones me dejan, etc.”
Animarse a hacer cosas mas allá de los resultados, los seres humanos somos por lo general bastante esquemáticos y generalmente hacemos solo aquello que tiene para nosotros resultados previsibles. Poder romper con los esquemas también ayuda a modificar cosas de nuestra personalidad, pensamiento y acción van de la mano.
Aprender a decir que NO que como ya he escrito muchas veces un NO muchas veces abre otras puertas y no necesariamente cierra todas.
Disfrutar de los pequeños logros y poder encontrar los matices.
Ah por ultimo el ejercicio físico, dice el refrán cuerpo sano, mente sana.

24/2/13

¿Como nos nutrimos?


Nuestra relación con lo alimenticio comienza desde los inicios de nuestra propia existencia, en nuestros orígenes como seres vivientes no somos mas que un conjunto de células formadas por proteínas, lípidos o grasas, carbohidratos sustancias que encontramos presentes en todos los alimentos.  
Posteriormente el primer vinculo que tenemos los humanos con nuestra madre es básicamente a partir del amamantamiento, entre otras cosas, actividad que participa activamente en la constitución del psiquismo.
Por otra parte es importante señalar que muchas veces la conducta alimentaria de un sujeto puede determinar ciertas patologías que conocemos por su actualidad como la Bulimia, Anorexia y la Obesidad..


Lic. Lorena Moretti
Nutricionista.
Centro Psicológico San Miguel