30/4/09

Ser Vulnerable

Muchas veces se asocia la sensibilidad con la debilidad, el fracaso, la imposibilidad, cuando en realidad esta cualidad implica un gran monto de fortaleza y se convierte en una manifestación de sinceridad con uno mismo y con los otros.
La sensibilidad es reconocer nuestras falencias, dificultades y porque no en forma indirecta algunas virtudes como la de entrar en consonancia con aquello que pasa a nuestro alrededor, por ejemplo el poder expresarle al otro la importancia que tienen sus palabras y actitudes en nuestra vida o conmovernos con las cosas pequeñas de la vida.
Esto se debe diferenciar con la vulnerabilidad, si vamos al diccionario a buscar el significado de esta palabra nos dice “que puede ser herido o dañado física o moralmente”
Se puede ser sensible sin convertirnos en vulnerables como así también vernos vulnerados por nuestra sensibilidad que es algo totalmente diferente.
No es lo mismo vernos heridos por las palabras de una persona amada, que tomar esa postura ante cualquier circunstancia.

22/4/09

Los pre-juicios, propios y ajenos.

Sinceramente nunca pensé en que la motivación inicial de una reflexión mía seria un video de youtube, el cual recomendaría que lo vean antes de seguir leyendo, aquí esta el enlace "http://www.youtube.com/watch?v=dSFP4XfE8jI" acerca de un concurso de canto, la versión inglesa de American Idol. Queda aquí plasmado mi primer pre-juicio.
Sabía de la existencia de este tipo de concurso, que desde mi óptica personal, siempre ha promovido el cinismo de reírse de los otros, o fomentar la idea de que el alcanzar algo importante en la vida, en este caso la fama, puede realizarse por un golpe de suerte. Pero esta vez he sido sorprendido, por la oportunidad de encontrar algo profundo, que me ha conmovido, en un terreno aparentemente muy llano.
No contare el video de esta señora llamada Susan Boyle, creo que seria mas rico que ustedes mismos lo vean y saquen sus propias conclusiones. Tratare tan solo de reflexionar que cosas de este video se han proyectado en mi y viceversa, que me han hecho conmover.
En primer término quiero decir que separo la palabra pre-juicio para comprender gráficamente la secuencia de esta acción, el adelantar a un juicio cuando la mayoría de las veces no tenemos la información suficiente para emitirlo, o si es así se le da un valor de absoluto. Un ejemplo que viene al caso: yo pensaba que en estos reality show nunca podría pasar nada que desde mi valoración personal valga la pena. He aquí los dos componentes de mi pre-juicio: no tengo la información suficiente para dicha afirmación y le doy un carácter de verdad absoluta. Primer reflexión ¿Qué hay acerca de nuestros prejuicios personales?.. estaría bueno pensar en ellos de vez en cuando.
Por otro lado quiero hablar un poco de esta señora Susan, quien se aparece como un símbolo de un conjunto de cuestiones humanas a las cuales, creo yo, no escapa la mayoría de nosotros.
Susan se ve desde mi pre-juicio estéticamente poco agraciada, no luce joven, esbelta, flaca, ni tiene pechos prominentes. ¿Cuántas veces sentimos ser Susan frente a otros y lo más triste de todos frente a nosotros mismos? ¿Cuánto hay de verdad en estas situaciones y cuánto de pre-juicio?
Susan ya no desde mi pre-juicio sino desde un juicio concreto, en tanto la he escuchado cantar, puede entre otras cosas (para no caer en la verdad absoluta) ser una representante de aquellas cosas que llevamos dentro. En este caso la belleza del canto, de lo genuino y autentico de su actitud. ¿Cuántas de nuestras fortalezas, talento y belleza interior no son expuestas por miedo al pre-juicio propio y ajeno?.
Para finalizar quiero tomar una frase de la propia Susan, al principio le preguntan porque no ha podido alcanzar su sueño y ella responde “No he tenido la oportunidad”, dejando nuestros sueños de lado me pregunto: ¿No será hoy un buen día para empezar a dejar mis prejuicios de lado?