24/2/11

¿Que es una psicoterapia focalizada?

En la actualidad y afortunadamente existen mas de una veintena de abordajes terapéuticos por nombrar algunos el sistémico, psicoanalítico, transpersonal, cognitivo, existencial, conductista, etc.
Digo afortunadamente por que cada paciente es diferente al igual que las problemáticas que nos traen a su consulta.  El pretender que haya una sola línea de abordaje que sirva para todos es una verdadera utopía.
Dentro de este universo de teorías con sus respectivas herramientas para ayudar al consultante (paciente)*1 están las psicoterapias focalizadas.
Quisiera hablar un poco de ellas ya que hay malas interpretaciones acerca de lo que son, y por que más de una vez despiertan fantasías erróneas en los pacientes que me consultan.
La terapia focal no es sinónimo de terapia BREVE, más allá que según lo que se pacte entre el paciente y terapeuta termine siendo una terapia de corto plazo.
Lo focal hace referencia a dos cuestiones:
-          A que es una terapia en la cual se establece una o varias temáticas a tratar puntualmente, cosa que en la terapia breve no siempre sucede.
-          Por otra parte entre el terapeuta y el consultante se definen objetivos definidos a alcanzar que no siempre se dan en un lapso corto, mientras que en las terapias breves solo se determina un periodo breve, valga la redundancia de tiempo.
Bien podríamos graficarlo de esta manera para que se entienda TERAPIA FOCAL = TEMATICAS + OBJETIVOS.
 Las temáticas a tratar generalmente son aquellas que trae el paciente, pasa que muchas veces, pero no siempre, en medio de la angustia, el dolor o la ansiedad la temática que trae el paciente es solo el síntoma de una cuestión mucho mas profunda.
Por ejemplo el caso de un consultante que años atrás me planteo en su momento, que el tema central que lo aquejaba era una mala relación con su hija. Obviamente este tema fue tratado pero en el transcurso del proceso terapéutico terminamos descubriendo y trabajando sobre su historia de abandono en la infancia y como esto estaba influyendo es su relación actual con su hija.
Vuelvo a repetir no siempre es así, en algunos casos la problemática que trae el consultante y sobre la cual se trabaja no posee otras temáticas subyacentes y se opera fundamentalmente sobre ello.  Por último estarán los  casos que traen una serie de variedad de problemas que serán necesarios clasificar por importancia y urgencia para ir resolviéndolos.
Al momento de realizar una consulta a un psicólogo creo que es bueno pensar algunas de estas cosas y plantárselas al terapeuta.
Porque concurro a terapia, cuales son las motivaciones que tengo para hacerlo, ya que el solo hecho de tener un problema sin resolver no es suficiente. Se debe  tener muy en claro si esta dispuesto a comprometerse y a trabajar esforzándome dentro y fuera de la terapia para mejorar. Si tengo en cuenta que no solo del profesional dependerá que sea un lugar para crecer, conocerme y sentirme mejor con mi vida, si no que también dependerá de lo que yo aporte para que ello suceda.
Quizás a mas de uno le rompa la fantasía que el psicólogo te soluciona los problemas, lamentablemente o quizás por suerte no es así.
Sí así fuese nos convertiríamos dependientes de un terapeuta para toda la vida en tanto no podríamos conducir nuestra vida en forma autónoma y madura. Por otra parte en todos estos años que llevo como paciente (ya que hago terapia) y como terapeuta no conozco ni he oído de un psicólogo que pueda por si solo solucionarle la vida a sus consultantes. Pero si de consultantes que dejan su terapia por que se rompe la ilusión de que otro el terapeuta no les solucionó nada en sus vidas.        

11/2/11

¿Cuando acudir a un psicólogo?

Si bien este es un tema difícil, ya que se trata de una decisión muy personal, tratare de poner algunos parámetros desde mi experiencia como profesional y paciente. Cómo ustedes bien saben, la mayoría de los psicólogos, también tenemos la obligación de tratar nuestros propios temas con otro terapeuta.
Empezaría por decir que un buen momento para comenzar es cuando la insistencia de la problemática que a uno lo aqueja lleva más de un año.
Cuando el sujeto ya ha intentado soluciones no solo por sí mismo sino que también con ayuda de otros y estas han fracasado.
Cuando aparecen síntomas físicos y el cuerpo nos avisa que algo en nosotros no anda bien, como por ejemplo trastornos gástricos, migrañas, alergias, dolores de espalda, cansancio crónico, taquicardia, sudoración en frío, decaimiento y bajo rendimiento en las actividades cotidianas y relaciones, trastornos de la alimentación, etc,
Quiero aclarar que estas sintomatologías no son por sí mismas originadas por un trastorno psíquico pero es muy común encontrarlas asociados a este.
Cuando en lo emocional se manifiesta la tristeza, estados depresivos, ambivalencia, reacciones agresivas sin motivo que la justifiquen, falta de motivación o deseo, intolerancia, irritabilidad, angustia, sensación de impotencia frente a las dificultades, ansiedad, etc.
Cuando en lo social, nuestras relaciones se vuelven inestables, hay un repliegue y una falta de interés hacia las mismas, sensación de no sentirse cómodo en ningún ámbito.
También frente a circunstancias difíciles de la vida como por ejemplo la muerte o enfermedad de un ser querido, la interrupción de un vinculo afectivo, entre otras.
El pedir ayuda profesional es acudir a otro que me ayude a encontrar las herramientas para: reconocer, enfrentar y posteriormente solucionar los problemas.
Hago esta aclaración porque más de una vez llega gente a terapia sin reconocer cabalmente que tiene un problema, si no que buscan que el psicólogo les diga cual es su problema y la solución de este.
Es importante al momento de pedir ayuda algunas cuestiones de las cuales profundizaré en otro artículo. No hay terapia que funcione, si la persona no se siente convencida de que lo que esta haciendo le ayudará. En pocas sesiones no se puede cambiar lo que se trae hace muchos años, la terapia es un proceso y como tal requiere de tiempo, mucho compromiso y dedicación.

10/2/11

¿Para que le sirven los limites a nuestros hijos?

Primero y creo que es lo fundamental de esta cuestión es que los limites tanto en los niños como en los adolescentes les permiten sentirse seguros, que hay alguien que los mira, los cuida y les enseña a vivir.
Existe una autoridad, y como bien lo dice la raíz latina de esta palabra auguere, es ayudar a crecer.

Permite desarrollar una óptima autoestima ya que el individuo tendrá como modelo a imitar padres seguros de si mismos y consistentes.

A tener tolerancia a la frustración sin que ello implique una tragedia, el saber que a veces en la vida se puede perder o en el mejor de los casos se debe esperar.

A protegerse y defenderse ellos mismos ya que también aprenderán a decir que no. De esta forma aprenden a cuidarse de flagelos tan comunes como el consumo de drogas, alcohol o comportamientos delictivos.
Respecto a esto el otro día leyendo el diario leía de una banda de delincuentes conformada por jóvenes de clase media alta, muchas veces relacionamos los limites con la posición social, pero no es así, los problemas con las drogas hoy no depende exclusivamente de la posición social, sino fundamentalmente de la falta de educación que puede darse en una familia de bajos recursos como en aquellas de un buen poder adquisitivo.


A transmitirle valores como el respeto por los otros, el orden, la tolerancia, la capacidad de con-vivir con otros.

Creo que en síntesis a ser individuos libres, ya es libre el tiene limites, sino siempre dependerán de otro que se los imponga.

Darle un marco de estabilidad emocional y psíquica, mediante los limites permiten dar un marco necesario para el establesiemento de una rutina clara que le permite al individuo ordenarse y tener conductas predecibles.

Limitar acertada e inteligentemente determinadas conductas de los niños y adolescentes no los traumatiza, por el contrario, favorece su proceso de maduración. Es importante poder poner límites, sin olvidarse en el intento, de respetar la curiosidad de los niños; ya que un mundo sin leyes, sin orden, sin patrones no ayuda a crecer.
El límite bien puesto es un acto de amor.